135 millones de niñas y mujeres víctimas de la mutilación genital femenina

Derechos Humanos

Se calcula que en el mundo hay 135 millones de niñas y mujeres víctimas de esta práctica arraigada en más de 28 países de África y Asia, y que ha emigrado también a otros países.

La Organización Mundial de la Salud, en varios estudios, indica que la Mutilación Genital Femenina (MGF) afecta siempre a la salud física y psíquica de niñas y mujeres, pudiendo causar la muerte en el momento de su realización así como durante futuros partos, poniendo también en peligro a los recién nacidos.


Es una clara violación de los derechos humanos y como tal figura en la legislación Internacional, en la Carta Africana de Derechos Humanos y en muchas legislaciones de países donde tristemente, todavía se practica.


¿Por qué, a pesar de estar prohibida legalmente se sigue practicando?


Desgraciadamente la MGF tiene un fuerte arraigo en las sociedades africanas. Se cree que facilita el matrimonio de las mujeres y mejora su estatus en la sociedad: en efecto, la mutilación genital temprana pretende controlar la sexualidad de las jóvenes y mujeres, preservando así su castidad y virginidad hasta el momento del matrimonio y obteniendo con ella esposas que no serán promiscuas sino dignas y fieles.


La presión social y la necesidad de cumplir con las tradiciones lo que permite la pervivencia de esta y otras prácticas que atentan contra la salud de las mujeres y las niñas.


Burkina Faso no es un país al que esta realidad le resulte ajena. En un estudio demográfico llevado a cabo en el año 2010 el 70% de las mujeres encuestadas afirmó haber sido víctima de la MGF.  Sin embargo, no fueron todo sombras en el citado estudio, este porcentaje bajaba al 58% en las niñas y jóvenes de 5 a 19 años, lo cual indica una notable disparidad entre generaciones y una disminución constante del número de mujeres y niñas mutiladas en los últimos años.


Y es que ya son más de 20 años de trayectoria de este país en la lucha para acabar con la MGF. En el año 91 modificó su constitución para adaptarla a la Declaración de Derechos Humanos. En el 96 aprobó una legislación específica en contra de la MGF. Desde entonces ha ratificado acuerdos internacionales para prohibir esta práctica y recientemente, con el apoyo de las Naciones Unidas, ha elaborado un Plan Nacional de Acción para promover la eliminación de la MGF como parte de una política de tolerancia cero.


Acompañando al Gobierno en esta lucha han estado y continúan diferentes organizaciones del tercer sector. Entre ellas, Medicus Mundi, presente desde 1975 en el país, tratando de mejorar la Salud Sexual y Reproductiva, especialmente de las mujeres.


Con este objetivo, recientemente, una ginecóloga y una matrona se han desplazado al país para poner en marcha un proyecto que pretende introducir en los currículos de formación del personal sanitario, especialmente matronas, el enfoque de derechos y de género, lo cual tendrá un papel relevante en la lucha contra la mutilación genital femenina.


"En estos 40 años de trabajo en Burkina Faso hemos tratado, y logrado en muchos casos, de mejorar la salud de la población y, especialmente, de sus mujeres y niñas. Pero, aunque el camino que resta por andar es arduo, está en nuestro ánimo seguirlo hasta que la erradicación de la mutilación genital femenina sea una realidad."



Comentarios

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor