Bilbao-Barcelona. 600 kilómetros de duatlón solidario por los derechos de la infancia

Cooperación

01 de Junio del 2015

Cuatro atletas recorrieron los 600 kilómetros que separan Bilbao de Barcelona en un duatlón solidario a favor de los derechos de la infancia con motivo de la final de la Copa del Rey de fútbol.

Los atletas Xabier Tijero, Iñaki Alonso, Nadia Lanza y Natalia Gómez Ruiz recorrieron desde el jueves 28 de mayo hasta el sábado día 30 los 600 kilómetros que separan Bilbao de Barcelona. Cubrieron el recorrido a relevos, en bibicleta y corriendo, con paradas previstas en Vitoria, Andosilla (Navarra) y Lleida, hasta llegar a la Ciudad Condal.


El objetivo de esta iniciativa es reclamar el cumplimiento de los derechos de la infancia y recaudar fondos para apoyar proyectos de cooperación internacional. Con este fin, por cada kilómetro recorrido recibieron una donación de varias instituciones deportivas, incluidos varios jugadores del Athletic Club. La recaudación se destinará a un proyecto apoyado por la ONG Deporte y Desarrollo en Villa el Salvador (Perú) y a la atención de emergencia que desarrolla Save the Children en Nepal con los niños y niñas afectados por los dos terremotos de más de siete grados registrados en el país.


“Desde Save the Children queremos agradecer a los cuatro deportistas vizcaínos que hoy inician esta apasionante carrera el esfuerzo y la solidaridad que les lleva a recorrer los 600 kilómetros que separan Bilbao de Barcelona. El ejemplo que suponen estos cuatro deportistas es de un valor incalculable para todos. Durante estos tres días, desde Save the Children les acompañaremos con un empeño muy claro: visibilizar los derechos de los niños y las niñas y animarles para que consigan su objetivo”, explicaba Eva Silván, Responsable de Sede de Save the Children en Euskadi, el pasado jueves.


Esta acción coincidió con el partido de la Copa del Rey que disputaron el sábado 30 de mayo en Barcelona el Athletic Club de Bilbao y el Barcelona FC. Los atletas han aprovechado este encuentro para aunar en una misma acción su afición al fútbol y su interés por reivindicar el derecho al juego de los niños y niñas. Además, según indica Iñaki Alonso, uno de los atletas e impulsores de la iniciativa, “los deportistas de élite cumplen una importante labor social, al devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad les está otorgando”, por lo que han querido “ayudarles a canalizar esa responsabilidad con acciones que mejoren la vida de las personas”.


Proyecto 600


Las etapas de la carrera se pudieron seguir en tiempo real a través de Facebook (Comunidad 600) y Twitter (@600kilometros), donde los atletas valoraron cada etapa durante el recorrido y al final del mismo. El nombre de esta acción coincide con la distancia que cubrieron los atletas, pero además es una cifra simbólica que han aprovechado para poner de relevancia diferentes realidades.


“Fuimos atando cabos y nos dimos cuenta de que quizá los 600 kilómetros que unían Bilbao y Barcelona podían significar algo más que una distancia”, señala Iñaki Alonso.  “Ha pasado poco tiempo desde los dos terremotos registrados en Nepal, un país con una anchura aproximada de 600 kilómetros, y hasta 600 personas, o más, viajan en embarcaciones endebles a través del Mediterráneo, donde desde el año 2000 han perdido la vida más de 27.000 personas. En buena parte, en los últimos meses, estas personas han partido de Libia, a una distancia media de 600 kilómetros de Lampedusa, puerta de entrada a Europa para muchas personas”, subraya Alonso,


Se ha querido que la final de la Copa del Rey sirva de altavoz para que los aficionados del Athletic Club, y la sociedad en general, conozca y apoye estas realidades. Con este objetivo, los relevistas que participaron en la carrera portaron un manifiesto en favor del derecho al juego y al deporte de todos los niños y niñas del mundo, especialmente de aquellos más vulnerables, y aprovecharon la llegada a Barcelona para realizar una ofrenda floral en el Mediterráneo, en recuerdo de las miles de personas que han perdido la vida en él.





Comentarios

La revolución de los “intocables”

La revolución comenzó de forma casi fortuita, por una inesperada chispa: Phayumiya Mahra Ram se negó a hacer su trabajo. El hecho no habría tenido mayores consecuencias si no fuera porque este hombre pertenecía a la casta chamar, una de las 22 que dan forma al grupo de los dalit, considerados intocables. Y porque la labor que se negó a llevar a cabo es la que le exigía desempeñar la rígida sociedad nepalesa: deshacerse de los cuerpos de animales muertos.

Ciutat Morta, el caso 4F, Patricia Heras y la censura

El caso 4F tuvo lugar hace casi 9 años. 4 personas acabaron en la cárcel tras una nada transparente acusación por tirar una maceta a un guardia urbano de barcelona que quedó en estado vegetativo. Ciutat Morta en un documental sobre el caso 4F, pero ampliado con el caso concreto de Patricia Heras, que acabó por suicidarse debido a la presión y maltrato policial a la que fue sometida. Con la prohibición de emisión por parte de un juez de Barcelona de 5 minutos del metraje la polémica ha saltado a las redes y ahora está en boca de todos.

El turismo fabrica "falsos huérfanos" en Camboya

Durante los últimos años se ha triplicado el número de orfanatos en Camboya, a pesar de que los niños sin padres han disminuido.\r\nTres de cada cuatro menores residentes en estos centros tienen algún progenitor o familiar aún vivo, alerta Unicef.\r\nIntermediarios de orfanatos recorren los pueblos más pobres prometiendo a familias desesperadas un futuro mejor para sus hijos.

Entrevista en BCN Media Lab

Seguimos Informando es el proyecto de libro de Xabier Iglesias con el que intenta dar a conocer la realidad de seis reporteros freelance especialmente comprometidos. Cada capítulo es una entrevista a cada uno de ellos y se adjuntan una pequeña muestra de sus trabajos. Los protagonistas son: Alberto Arce, Ander Izagirre, Antonio Pampliega, Daniel Burgui, Martín Aldalur y Mikel Ayestarán.

El robo de la infancia

Mina está satisfecha con su trabajo. No importa que tenga que levantarse a las seis de la mañana y acostarse a la una de la madrugada, siete días a la semana, para ganar 600 takas (6 euros) al mes. Ni que quienes la emplean la griten y la insulten a menudo.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor