Campesinas tejen fuerzas para el buen vivir en Guatemala

Derechos Humanos

08 de Septiembre del 2014

En días recientes se hizo evidente cómo mujeres campesinas en Guatemala avanzan en su capacidad organizativa, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Rural, el 15 de octubre.

En especial, la Articulación Nacional Tejiendo Fuerzas para el Buen Vivir, constituida por 50 agrupaciones de seis regiones, dio a conocer los planteamientos que unificarán su acción, mismos que han venido construyendo ellas mismas a partir de sus análisis políticos, rasgo que denota su autonomía.


Las integrantes de esta alianza se distinguen de otras porque están dispuestas a exigir sus demandas específicas como mujeres indígenas y campesinas, tomando en cuenta el impacto que ha tenido en sus vidas estar subordinadas y discriminadas en el ámbito privado y en todos los espacios públicos. Ellas se proponen tener más poder.


Y qué significa el empoderamiento para estas campesinas organizadas: “Es reconocer nuestras habilidades, capacidades y aportes que damos en la familia y en la economía, tener firmeza con nuestra identidad, vernos como mujeres, estar dispuestas a compartir conocimientos, tener madurez política y autoridad”.


Es decir, entienden como parte del ejercicio de su ciudadanía el fortalecimiento de su liderazgo sin reproducir los comportamientos patriarcales; en suma, rechazan las actuaciones políticas que fomentan la dependencia, alientan las rivalidades y reproducen las jerarquías machistas.


Entre las exigencias de esta articulación sobresale una política pública de acceso a tierra, que incluya la dotación de terrenos fértiles a precios simbólicos, que cuenten con servicios y vías de comunicación, les asignen subsidios suficientes y asesorías de calidad, y les reconozcan como propietarias sin intermediarios (por ejemplo tener compañero de vida).


En otras palabras, requieren una nueva entidad que corrija todos los errores y abusos cometidos por el Fondo de Tierras, que discriminó a las mujeres sin hijas e hijos, ignoró las solicitudes de campesinas organizadas, vendió parcelas de mala calidad y negó apoyos oportunos.


En los últimos dos años el Fondo de Tierras no ha adjudicado terrenos, a pesar de que en Guatemala existe una elevada demanda insatisfecha de familias sin tierra para producir.


Aunque la ley establece que las campesinas con hijas e hijos serán reconocidas como propietarias en caso de que no tengan pareja, y como copropietarias si viven con su cónyuge, en 2011 entregó dos fincas sólo a hombres.


Existen varios estudios que demuestran el fracaso de dicho fondo, de tal manera que al no existir ninguna institución encargada de la dotación de tierras es muy pertinente que el Ejecutivo apruebe una política específica para campesinas, cuyo enfoque busque superar los elevados índices de desigualdad que existen entre mujeres y hombres propietarios.


La solicitud ya fue presentada a la oficina de la encargada del Gabinete de la Mujer.


Bien merece ser escuchada la Articulación Nacional Tejiendo Fuerzas para el Buen Vivir, misma que también demanda la anulación de las licencias de los megaproyectos porque –además de destruir bienes naturales– están generando más violencia contra las mujeres, explotación sexual comercial y trata de personas; violentan la decisión de pueblos indígenas e imponen un ambiente hostil por la presencia de fuerzas armadas del gobierno y privadas. (CIMAC NOTICIAS)


--------------------------------------------------------------------


Por Rosalinda Hernández Alarcón, periodista mexicana, residente en Guatemala y coeditora de la publicación feminista La Cuerda (Medio Amarc Alc)

Comentarios

Actores e ilustradores recuerdan a normalistas desaparecidos de Ayotzinapa

La desaparición de los 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa representó para muchos artistas mexicanos un punto inescapable en el trabajo y la expresión estética. Así, bajo #Ilustradores con Ayotzinapa, se han compartido varios retratos hechos por ilustradores y artistas gráficos que han sido compartidos ampliamente en la blogósfera de América Latina.

Iguala: un mes de tragedia y utopía en México

Que México está podrido lo saben hasta en otros mundos, esos que según algunos nos observan por la mirilla telescópica sin que nos demos cuenta. Pero hacía tiempo que este país, tan precioso como acostumbrado al crimen diario, no sentía semejante sacudida. Ni ocupaba tantos titulares en la prensa internacional, porque las víctimas (masivas) son jóvenes e idealistas. Una sacudida que también llama la atención porque la protagoniza un enfermo aparentemente anestesiado a fuerza de dolor cotidiano.

La ONU se ve incapaz de atajar el riesgo de desnutrición en Centroamérica: No tenemos tiempo

El director regional del Programa Mundial de Alimentos para América Central asegura que sólo cuentan con un 12% de los fondos necesarios para evitar una crisis humanitaria.\r\nDos millones de personas pueden sufrir desnutrición aguda a causa de la sequía si la comunidad internacional no se vuelca para evitarlo.\r\nTodavía hay que trabajar mucho porque desgraciadamente el hambre no vende porque no es rentable, dice Miguel Barreto.

Con el periodismo no hay que crear compasión, sino indignación

Existe una Colombia muy presente en nuestros medios de comunicación, en la que el mayor problema son los secuestros de la guerrilla de las FARC. Sin embargo, aunque no tan conocida, existe otra en la que sicarios asesinan a sindicalistas y periodistas, o los grupos de paramilitares acaban violentamente con la vida de activistas o campesinos. Según la ONU, desde 1984 hasta hoy han muerto violentamente más de 2.800 sindicalistas, lo que supone una media de cien al año.

Compartimos su dolor

Lo ocurrido en Iguala, Guerrero, el pasado 26 de Septiembre ha conmocionado a la ciudadanía y a un gran número de organizaciones sociales, populares, civiles y estudiantiles dentro y fuera del país. Así, bajo el lema compartimos el dolor, Amnistía Internacional convocó a prender velas por los caídos y a protestar por la presentación de los desaparecidos frente a la Procuraduría General de la República, ubicada en la avenida Paseo de la Reforma [Ciudad de México].

EZLN: engañar a la muerte y renacer

Es nuestra convicción y nuestra práctica que para rebelarse y luchar no son necesarios ni líderes ni caudillos ni mesías ni salvadores. Para luchar sólo se necesitan un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización. EZLN

La impunidad de los Encapuchados de Panajachel

En Panajachel, a la orilla del lago de Atitlán, que un día fuera paraíso hippie para tantos guatemaltecos y extranjeros, cientos de ciudadanos encapuchados, dirigidos a cara descubierta por varios miembros de la Comisión de Seguridad Municipal han creado un grupo paramilitar de limpieza social. Los encapuchados, dirigidos por Juan Manuel Ralón y Víctor Anleu, con el apoyo directo del alcalde, Gerardo Higueros, son responsables de decenas de palizas, detenciones ilegales, torturas, tres linchamientos y una desaparición forzada a lo largo de los últimos meses. Plaza Pública conversó con linchadores, linchados, policías, autoridades y ciudadanos que tienen miedo de ser las próximas víctimas de un linchamiento.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor

La Zona

Es el décimo cuarto país más extenso del mundo, con una superficie cercana a los 2 millones de km². Es el undécimo país más poblado del mundo, con una población que a mediados de 2013 ronda los 118 millones de personas, la mayoría de las cuales tienen como lengua materna el español, al que el estado reconoce como lengua nacional junto a 67 lenguas indígenas propias de la nación.

México

"Es el décimo cuarto país más extenso del mundo, con una superficie cercana a los 2 millones de km². Es el undécimo país más poblado del mundo, con una población que a mediados de 2013 ronda los 118 millones de personas, la mayoría de las cuales tienen como lengua materna el español, al que el estado reconoce como lengua nacional junto a 67 lenguas indígenas propias de la nación."