Entrevista a Walter Astrada

Periodismo

19 de Febrero del 2014

Comenzamos una nueva colaboración con Samuel Rodríguez en Seguimos Informando. Hoy nos cede la siguiente entrevista que le hizo al gran fotorreportero Walter Astrada hace ya un tiempo y que sin embargo sigue siendo de actualidad por su importancia.

Walter Astrada, Argentina, 1974. Ha   trabajado en Haití, RD Congo, Uganda, Kenya, la India, República Dominicana, Guatemala, Argentina y Madagascar, entre otros lugares. Ha presentado recientemente su último trabajo sobre la violencia contra las mujeres en India, Undesired,  patrocinado por Alexia Fundation y MediaStorm.  Actualmente es miembro de Getty Images y ha sido galardonado tres veces con el World Press Photo, en 2007, 2009 y 2010 por sus trabajos sobre Violencia contra las mujeres en Guatemala, los disturbios post-electorales en Kenya y los disturbios en Madagascar. Su trabajo, vinculado a denunciar diferentes tipos de violencia que recorren nuestras sociedades es ya un referente mundial sobre el buen hacer y la calidad en el reportaje.


P_1: Walter, el fotoperiodismo no es sólo comprarse una SLR digital y ponerse a disparar. Qué te voy a contar. Es peligroso “publicar por la ilusión de ver tu nombre firmando una foto en una web”? Está siendo peligroso para el trabajo de los profesionales de la documentación gráfica? 




No es un error comprar la cámara y empezar a disparar. No le veo nada de malo a eso, es tan válido como cualquier otra cosa. El peligro es que por el ansia de publicar regales tu material. Pero el problema no viene sólo de la gente que lo hace, sino también de los medios de comunicación, que a veces publican un reportaje porqué es gratis sin importarles la calidad del material.  Se juntan dos factores: el hecho de que hay mucha gente que se cree fotógrafa por el hecho de tener una cámara y que cree que tiene que publicar incluso regalando su trabajo, el segundo es que los medios de comunicación no invierten en reportajes, no envían a sus reporteros a cubrir. Si por ejemplo, viajas a la India con tu cámara nueva, haces buenas fotos, no eres fotógrafo profesional pero te hace ilusión ver tus fotos publicadas, el Editor las quiere publicar y tu aceptas hacerlo gratis… no vamos bien. Pero, si tú vuelves de la India con un buen material y te lo quieren publicar y no te quieren pagar y entonces no lo publicas porque crees que tu trabajo tiene un valor económico, porqué necesitas dinero para poder vivir y seguir fotografiando…















 


Entrevista a Walter Astrada

Del trabajo The Eus. (c) Walter Astrada



 

Creo que el problema no está tanto en que haya muchas más cámaras en la calle y que, realmente, sea más fácil tomar buenas fotografías con las cámaras digitales de hoy en día, sino en cómo los medios de comunicación se aprovechan de eso, especialmente de la ilusión que tiene mucha gente por empezar a publicar y por ver su nombre firmando una imagen.





El hecho de que la fotografía digital a un precio razonable haya hecho que mucha gente pueda poner en práctica su pasión no quita que se le tenga que dar el mismo valor profesional que se le daba antes.





¿Es ese el error que cometen los medios, como tú dices.?




A mí la fotografía digital me ha ayudado y muchos trabajos no los hubiese podido hacer por los costos que comportaba antes. Ahora necesitas un ordenador portátil, una cámara y una tarjeta. Nada más. 




Pienso que no es difícil hacer fotos. Es difícil hacer buenos trabajos. Puedes tener una noción muy básica de cómo funciona una cámara y a base de prueba error puedes hacer buenas fotos. Con la fotografía digital se perdió un poco la mística de lo que era hacer fotos: revelar, contactos, tomar notas… Ahora disparas, miras, corriges y listo. Pero eso no tiene que ser malo, esos avances ayudan a la fotografía. El problema está en que entre un trabajo bueno o uno malo los medios se fijan en si es gratis o muy barato para decidir si publicarlo o no. Mientras tengan unos mínimos, la publicarán, sin fijarse en la calidad.




¿Pasa en todos los lugares o más en España…? 




Yo creo que publicaciones importantes no van a quedarse material que no tenga buena calidad, aunque hubo casos, como la foto del Concord, o en los atentados en el metro de Londres, en el que el valor periodístico era de tal envergadura que se publicó y dio la vuelta al mundo la imagen de un aficionado o tomadas con teléfonos de escasa calidad. Y no pasa nada si la acción lo justifica, pero no puede ser que la excepción se convierta en norma y que lo raro sea que paguen por nuestro trabajo.




Los medios que continúan siendo de referencia, antiguos o nuevos, lo son porqué publican material de calidad. 




¿Porqué pagan bien a sus colaboradores…? 




No siempre pagan bien, pero podríamos decir que si trabajas más o menos regularmente con alguno de ellos puedes ganarte la vida de forma normal.













 


Entrevista a Walter Astrada

Haiti 2004-2006. (c) Walter Astrada



 

P_2: Has trabajado largas temporadas en Haití de donde has vuelto recientemente. El 2010, tras el terremoto del 12/01, Haití parece haber dado un salto de gigante hacia el pasado. Sin infraestructuras en todo el país ni casas para un millón de personas, sin industria y sin una agricultura competitiva, no parece haber un futuro muy alentador. Vuelves dentro de un mes, para las elecciones, conociste la vida de los haitianos en Dominicana durante más de dos años… El mundo parece haberse olvidado de Haití hace décadas y no parece que la cosa vaya a cambiar. Después de haber expoliado y maltratado esta pequeña mitad de la Española durante siglos, la obscenidad de la farsa del dinero de los Estados para reconstruir el país vuelve a insultar a los haitianos. ¿Desde tu experiencia, cómo crees que va a evolucionar la situación en los próximos meses? 





Una de las razones por las que dicen que no ha llegado el dinero para las reconstrucciones es porque no se lo quieren dar al gobierno actual. Por eso la presión para las elecciones de Noviembre. Eso es lo que se dice en Haití. Haití pasó de Guatemala a Guatepeor… lo poco de infraestructura y estructura que había se cayó. Es muy simbólico que se cayera el Palacio Presidencial…






¿Estado fallido podríamos decir…?





Sí, pero eso no solo es culpa de los haitianos, obviamente tienen responsabilidad… pero… por ejemplo lo que comentas de la reforma agrícola, hay un libro que lo retrata muy bien: Haiti para qué: Usos y abusos de Haití, de Paul Farmer,[1] donde explica, entre otras muchas cosas como USA envía como ayuda el arroz excedente de su producción, y destruyó la producción local de arroz y la economía local alrededor de su cultivo. Obviamente la corrupción en los gobiernos de Haití es responsable de gran parte de la pobreza y falta de recursos que sufre el país, pero esos gobiernos siempre han sido apoyados por determinadas potencias extranjeras… Creo que tiene más culpa la injerencia internacional que los haitianos. Por ejemplo, cuando los esclavos se rebelaron contra los franceses, el Estado Francés pidió una compensación económica a Haití por los daños y prejuicios causados por la descolonización! [2] Después de haber estado esclavizándolos y ocupándolos durante siglos! Y Haití ha estado pagando décadas!



Cinismo… ¿Algún cambio real y posible tras las elecciones del 28 de Noviembre?


Habrá que ver quién gana, que políticas aplica… aunque muy probablemente salga quién salga le obligarán, como obligan a España, a aplicar políticas que, digamos, no son muy sociales. Hay que ver durante la campaña si hay algún candidato que pueda ir marcando la tendencia y se vaya postulando como ganador… Hay que tener en cuenta que los partidarios de Aristide siguen sin poder participar en política, no tienen ningún candidato, pero siguen teniendo presencia en la sociedad Haitiana… Habrá que ir viendo a medida que se acerque el día de las elecciones y después, qué pasa con los resultados electorales… como pasó en 2006 que hubo disturbios porque la población se quejaba de que no daban resultados rapidamente. 


Elecciones en medio del caos actual…


Yo estuve en Haití la última vez hace 3 meses (Julio 2010), y la verdad es que se me hace raro ver organizadas unas elecciones en un país totalmente destruido. Me parece interesante ir a cubrir las elecciones, porque puede ser muy importante para los Haitianos. El peligro real es que por falta de transparencia durante el proceso electoral se desaten episodios de violencia. Si en tiempos de no violencia armada ya es complicado… no quiero ni pensar como sería la situación actual  con fuerte presencia de bandas armadas por las calles. No ha cambiado mucho la situación desde que se produjo el terremoto hasta ahora. Centenares de miles de personas continúan viviendo en carpas en medio de la cale, por ejemplo. Es un polvorín.














 


Entrevista a Walter Astrada

Del trabajo Sexual Violence in Eastern Congo. (c) Walter Astrada



 

P_3: La violencia contra la mujer es un hecho abominable allá donde se produce, pero en contextos de violencia armada o de violencia cultural es, si cabe, más trágico. Tus trabajos por mostrar esa violencia, en Centroamérica, en África y en India, nos hacen ver lo universal de ese tipo de violencia, y nos ayuda a comprender el mundo de una forma más global y sentir que lo que pasa en nuestra casa también pasa en la de los demás y de forma exponencial hasta límites inimaginables. Qué mensajes extraes tú de esas realidades en India, Congo y Guatemala que podamos aplicar a nuestra sociedad, violenta también, contra las mujeres.




Del proyecto, en realidad, me falta Europa. Esa es una de las razones por las que me encuentro en Madrid, para que me sirva de base para esta fase de mi trabajo. Sólo en España cada año mueren asesinadas varias decenas de mujeres por culpa de la violencia de género. Y esos números están más cerca de países en vías de desarrollo que de países desarrollados. A veces nos cuesta ver la violencia que tenemos en casa



En la exposición conjunta con Juan Medina, Gervasio Sánchez y Javier Bauluz en La Casa Encendida, La alargada sombra de los muros[3] , cuando Maite me invitó a participar y me planteé qué trabajos podría mostrar, decidí presentar el trabajo sobre violencia contra las mujeres. Normalmente si pensamos en muros-fronteras solemos pensar en temas relacionados con la inmigración (muro en Palestina, la valla de Melilla, frontera Mexico-USA…) Muros o fronteras físicos generalmente, bien visibles. Pero hay otros muros y/o fronteras que generalmente no entendemos como tal, y tras el cual se desata también la violencia en demasiadas ocasiones, y esa puede ser la puerta de un hogar.


La violencia contra las mujeres rompe muros y fronteras y se encuentra en todos los lugares, en la India y el Pakistán, en las Coreas del Norte y del Sur… Y pasa hacia dentro de los hogares en nuestro país y tampoco respeta las fronteras o los muros de nuestras casas. Pensar la violencia sobre las mujeres alrededor del concepto de los muros que me plantearon para esta exposición me ha ayudado a globalizar el significado de mi trabajo.


La violencia contra las mujeres por el simple hecho de ser mujeres, en diferentes formas, niveles y maneras tiene presencia en los 5 continentes. En lugares como la RD Congo, en el Kivu Norte, la violencia toma unas formas y dimensiones bárbaras, inimaginables.




P_4: El trabajo realizado con el apoyo de Alexia Fundation y con distribución,  colaboración y producción de MedaiStorm, UNDESIRED, estoy convencido que no es plato de agrado de las autoridades Indias. Esa capacidad de “molestar” que tiene un buen trabajo de documentación…¿es quizás la máxima que tendría que regir nuestro trabajo? 





Todavía no sé si les ha gustado o no a los gobernantes indios., y es que hace poquito que lo lanzamos. De momento hemos recibido feedbacks muy positivos.




Es un trabajo documental sobre una realidad muy dura que afecta a muchas mujeres en la India y se puede utilizar para intentar revertir esta situación e intentar que esos actos no sean bien vistos entre ciertos grupos de la sociedad India. El gobierno Indio no apoya esas prácticas, pero por desgracia cuesta mucho cambiar ciertas formas de hacer, por muy abominables que sean. 



Pienso que el trabajo del reportero  tiene que ser un poco de “mosca cojonera”, de ir viendo lo que no funciona y ponerlo sobre la mesa, de estar atentos cuando un gobierno dice que hará tal cosa y certificar si lo hizo o denunciar si no cumplió. Hacerse preguntas y buscar las respuestas, especialmente cuando las quieren esconder. De hecho no entiendo como en España, en muchas de las mal llamadas “conferencias de prensa” de políticos y personalidades, no aceptan preguntas de los periodistas!! Podrían llamarles “discurso” entonces… o lanzar un boletín por email y así nos ahorramos unos desplazamientos!!   




P_5: A los que creen que te hiciste rico por ganar 3WPPh… 





Desde luego que con premios uno no se hace rico. Los premios me han ayudado a veces a publicar algunos temas que antes de ganar algunos premios no me querían publicar, cosa que no entiendo porque se supone que si te dan un premio por ese trabajo, es porque ya era un buen trabajo antes de recibirlo, cuando el medio en cuestión no lo quiso publicar…



También me han ayudado a  continuar trabajos y a preparar otros nuevos. La verdad es que los premios han ayudado a difundir mi trabajo. En el caso de Undesired la difusión que está haciendo MediaStorm ha permitido que más de 10.000 personas vean el audiovisual en la primera semana de su lanzamiento. 



Hay que saber aprovechar los premios, pero no fotografiar pensando en ellos, hay que fotografiar porqué creemos en nuestro trabajo


Samuel Rodríguez es el responsable de comunicación de Payasos Sin Fronteras y fotógrafo y reportero independiente. También fue director de la revista electrónica 79magazine.com sobre periodismo y conflictos armados. Podéis conocer sus reportajes enwww.srodriguezphoto.com.




Comentarios

Jimmy Choo, el perro estrella de Instagram

Este gracioso Bull Terrier se ha convertido en toda una estrella de Instagram gracias a los montajes en los que le retrata su fiel compañero, el brasileño Rafael Mantesso. Todo un ejemplo de creatividad y viralidad que no podíamos dejar pasar de largo para mostrarlo.

En vez de criminalizar la inmigración hay que aprovecharla

Hablamos con Martín Aldalur, autor de Clandestinos. Su trabajo es una mirada caleidoscópica a modo de libro que retrata el fenómeno de la inmigración ilegal africana; origen, motivación, viaje, recepción, encuentro e integración.\r\nEsta recopilación minuciosa de 300 testimonios vierte luz sobre un proceso complejo y cargado de prejuicios, donde todos los actores del fenómeno, víctimas y victimarios, tienen su oportunidad.\r\nHistorias de sufrimiento e injusticia, pero sobre todo de superación, nos mostrarán la travesía de ese desconocido que se deja la vida tratando de llegar a las costas europeas.\r\nMartín hace de guía en esta travesía, con una cantidad de kilómetros a sus pies entre Latinoamérica y África, que ahora transforma en palabras como periodista y escritor.

Bajo el felpudo de bienvenida

M. es un joven educado, correcto y viaja con fardos de libros en varios idiomas. Cecea al hablar. Largo y flaco, quebradizo, como un sarmiento. Sacó plaza como diplomático y fue enviado a un rincón remoto como agregado cultural. Una vida tranquila y limpia en un país desordenado y cochambroso. Organiza festivales, jornadas y conciertos.

Periodismo a pie de calle: Carlos Spottorno

Creemos conocer su historia. Los medios de comunicación nos muestran cómo llegan a las costas españolas, cómo mueren por cientos en Lampedusa, cómo se arriesgan saltando la valla que les separa de Europa.\r\nPero la inmigración ilegal es un puzzle de grandes dimensiones y nos faltan piezas para completarlo, para verlo en su totalidad.

Jambo amani? // ¿Tenemos paz?

Esta semana estamos disfrutando como niños en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia.\r\nDesde el viernes pasado no paramos entre cortos y largometrajes documentales. Temáticas varias como África y las milicias, xenofobia e Israel, música y represión política, farmacológicas e industria armamentística. Estamos como pez en el agua ;)

Afroargentinos, el genocidio olvidado

Es invierno en Buenos Aires y el frío sube húmedo del Río de la Plata. Parque Patricios, un barrio compuesto por típicos edificios bajos y antiguas naves industriales clausuradas, está envuelto por una neblina ligera. Caminamos por la calle Monteagudo, bordeando el parque que da nombre al barrio. Es viernes por la tarde y ya es de noche.

Clandestinos

A partir de 2006, con la llegada masiva de cayucos a las costas canarias procedentes del África occidental, se evidenciaron, por un lado, una comunidad africana que vivía en España desde hacía veinte años y, por otro, la dura realidad de un continente que nos mira y al que damos la espalda. Las portadas de los periódicos hablan de avalancha e invasión y, aunque la inmigración irregular llegada en cayuco y patera no supere el 4 % del total, la percepción general es la de un acecho, un peligro constante dentro del problema de la inmigración.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor

La Zona

La República Democrática del Congo, también conocida popularmente como RDC o Congo Democrático, es un país de África central, denominado Zaire entre los años 1971 y 1997.

Congo Democrático

"La República Democrática del Congo, también conocida popularmente como RDC o Congo Democrático, es un país de África central, denominado Zaire entre los años 1971 y 1997."