Irak

Irak o Iraq, antiguamente conocido como Mesopotamia, oficialmente República de Irak, es un país del suroeste de Asia que abarca la mayor parte del noroeste de la cadena montañosa de Zagros, la parte oriental del desierto de Siria y la parte norte del desierto de Arabia.

Recuadro de datos oficiales

\r\n
    \r\n
  • Nombre oficial: República de Irak.
  • \r\n
  • Forma de estado: República federal.
  • \r\n
  • Capital: Bagdad.
  • \r\n
  • Año de independencia: 1932 (de Reino Unido).
  • \r\n
  • Máximo mandatario actual: Haider Al-Abadi, primer ministro desde el 8-09-2014.
  • \r\n
  • Extensión: 438.300 kilómetros cuadrados (59º del mundo).
  • \r\n
  • Población estimada: 31 millones de habitantes (36º del mundo).
  • \r\n
  • Renta per cápita: 4.287 dólares (datos de 2012).
  • \r\n
  • Idioma(s): árabe y kurdo son los oficiales.
  • \r\n
\r\n

DÓNDE (ubicación)

\r\n

En pleno Oriente Medio, en la zona de transición entre Turquía, al norte, y la Península Arábiga, al sur. La mayor parte de su territorio coincide con la histórica ‘Cuna de la Civilización’, Mesopotamia, la otrora fertilísima región entre los famosos ríos Tigris y Éufrates. También incluye una parte del dividido Kurdistán (en el montañoso noreste) y del llamado desierto sirio (oeste). En el sentido de las agujas del reloj, limita al norte con Turquía (es decir, con el Kurdistán turco), al este con Irán, al sureste con el Golfo Pérsico (su única y mínima salida al mar) y con Kuwait, al sur con Arabia Saudí y al oeste con Jordania y Siria. 

\r\n

QUIÉN (colectivos en conflicto)

\r\n

Muy variados y cambiantes. Está el Ejército del Gobierno iraquí, como es obvio, cuyo rival eran inicialmente los llamados ‘insurgentes’: milicias armadas o ex combatientes del Ejército de Saddam Husein que consideraban al Ejecutivo del Ejecutivo instalado por EEUU heredero de aquella invasión extranjera de 2003. Las milicias, que son suníes, chiíes y kurdas, han ido virando hacia los combates contra los islamistas radicales de Al Qaeda y su posterior ‘marca’ en Mesopotamia, el famoso Estado Islámico (IS, en sus siglas en inglés). En territorio mesopotámico, éste ha llegado a tomar más fuerza que la matriz,  hasta romper con ella. 

\r\n

Por tanto, a otoño de 2014, la guerra es sobre todo de Ejército iraquí y milicianos de todo pelaje contra el enemigo común, el avance del EI, que controla buena parte del norte de Irak y otro tanto de Siria, donde se ha extendido con mayor pujanza si cabe. EEUU y Francia, por ejemplo, apoyan desde el aire a la resistencia de Irak. Antes de la irrupción fulgurante de los islamistas, la violencia se centraba más en atentados entre las comunidades suní y chií, que llegaron a dejar decenas de muertos por semana. La inmensa mayoría, desde luego, civiles sin culpa. 

\r\n

QUÉ (resumen de problemáticas)

\r\n

El Estado Islámico y los ataques entre suníes y chiíes:

\r\n

La violencia no para en Irak desde que la coalición ‘pacificadora’ de 2003 (EEUU, Reino Unido y España, entre otros) derrocara al dictador Saddam Husein. Unos conflictos sangrientos se enlazan con otros y derivan en los siguientes, y llegamos a la actual situación (2014) de guerra común entre el Ejército de Irak y las milicias que antes lo combatían, contra el sorprendente apogeo del autoproclamado ‘Califato’ del Estado Islámico (IS), lo más radical y brutal que se ha visto en mucho tiempo. 

\r\n

Se engloba esto, en cierto modo, en la vieja y a veces sangrienta rivalidad entre las dos grandes ramas del Islam, suníes y chiíes. Que antes del IS -cuya verdadera fuerza comienza en 2013- ya provocaba en Irak decenas de muertos en tremendos ataques entre los miembros de una confesión y otra, en forma de atentados en lugares públicos. El IS es suní radical, termina simplemente con quien no se pliega a esa creencia. Pero por si fuera poco, las ONG como Amnistía Internacional denuncian que las milicias chiíes que lo combaten están aprovechando para que suníes inocentes paguen los platos rotos… Todo esto en Irak, la antigua Mesopotamia, la irónicamente conocida como ‘cuna de la civilización’.

\r\n

Casi una década después del inicio de la invasión, las tropas estadounidenses salieron en diciembre de 2011. Atrás quedaban unos 100.000 iraquíes fallecidos por la ola de violencia subsiguiente, casi de ‘todos contra todos’ en un país sin cabeza. Y hasta 5.000 soldados ‘yanquis’ muertos en un goteo constante, pues no fueron recibidos como los héroes que quizá pensaban ser, sino como fuerzas de ocupación. Sin embargo, todo cambió  un poco a partir de 2007, después de los primeros años, que fueron aún peores. La propia invasión había facilitado que Al Qaeda se asentara en el país, y EEUU terminó armando a los insurgentes que tantas bajas le habían causado para que combatieran a los islamistas radicales… En 2010, un ataque conjunto Irak-EEUU mató a los principales líderes de los ‘muyahidines’.

\r\n

La cuestión es que, en 2013, ya sin los poco queridos militares estadounidenses en el país y en mitad de un contexto algo (solo algo) más tranquilo, los rearmados yihadistas rebrotan en la actualidad con una fuerza arrolladora. Para 2013 se autoproclaman oficialmente ‘Estado Islámico de Irak y el Levante’, aún como filial de Al Qaeda, y su avance ha sido mucho: controla buena parte del norte iraquí, por ejemplo la importante ciudad de Mosul, y avanza hacia Bagdad. Tanto que ha obligado a esa insólita unión de fuerzas antes enfrentadas, incluidos los guerrilleros kurdos, amenazados de masacre étnica por el IS. La diferencia con Siria es que allí la guerra civil contra el régimen lleva casi 4 años y IS es un tercer bando; en Irak parece haber solo dos, y con apoyo de aviación ‘occidental’. 

\r\n

El nuevo primer ministro iraquí desde 2014 es Haider Al-Abadi, que reemplaza tras 8 años a un Nuri Al-Maliki cada vez más pro-chií y quizá amortizado, pese a lo que sigue siendo vicepresidente. En sus primeros compases de gobierno, Al-Abadi quizá ha pretendido fortalecer la unidad contra el IS, prometiendo por ejemplo descentralización a los kurdos, así como intentar que en el futuro las armas solo las tenga el poder oficial. Y pidiendo ayuda a la comunidad internacional. En cualquier caso, a falta de unos meses para concluir 2014, la ONU habla de 12.000 muertos violentos en Irak solo en lo que va de año, sobre todo en los ataques del IS y la limpieza étnica que practica. La paz está muy lejos aún.

\r\n

El Kurdistán, otro problema transnacional: 

\r\n

El pueblo kurdo está considerado una de las mayores etnias sin estado del mundo. Se habla de unos 30 millones de habitantes, distribuidos en un territorio que abarca cuatro países distintos, en las montañas entre Turquía (donde se radica casi la mitad), Irak, Irán y Siria. Colaboraron en la Primera Guerra Mundial con la derrota del Imperio Otomano, que les dominaba, pero las potencias de entonces incumplieron su promesa y dividieron su territorio, del tamaño de España. En general han tratado de reunificarse siempre, aunque a la vez estén muy divididos entre sí. De todos modos, el primer paso es el de que cada país admita, al menos, las peculiaridades kurdas. Y para eso han recurrido, a menudo, a la lucha armada, duramente reprimida por sus respectivas ‘metrópolis’.

\r\n

Irak es el país donde más autonomía han logrado, sobre todo después de la invasión extranjera de 2003, que le posibilitó formar un Gobierno regional propio, muy cercano a la independencia de facto. Antes, en marzo de 1988 -en los últimos momentos de la guerra Irán-Irak-, Saddam Husein atacó con armas químicas a sus propios gobernados, es decir a la localidad kurdoiraquí de Halabja, tomada entonces por el enemigo: hubo hasta 5.000 muertos y varios miles más de afectados, considerado el mayor crimen químico habido contra la población civil. La mayoría de los kurdos huyeron a otras partes del Kurdistán, y fueron volviendo desde que, tras la Primera Guerra del Golfo (1991), los aliados establecieron una zona de exclusión aérea para facilitar su retorno. En 2003, combatieron del lado de EEUU para derrocar a Husein.

\r\n

El desbarajuste actual ha puesto en boga, de nuevo, a los kurdos. En Irak, sus guerrilleros, llamados ‘peshmergas’, combaten contra los yihadistas del Estado Islámico (IS), y han aprovechado el descontrol para expandirse a la ciudad petrolera de Kirkuk, más al sur de lo que ‘les corresponde’, donde conviven con árabes y turcomanos. El nuevo enemigo los odia, y cada vez que una población kurda cae en sus manos, la arrasa en el más amplio sentido de la palabra. Los peores combates de otoño de 2014 se sitúan en el Kurdistán sirio, en la ciudad de Kobani, uno de los tres cantones independizados de facto en 2012, aprovechando la debilidad del régimen de Damasco. Hay combates cuerpo a cuerpo, se teme el genocidio por parte del IS, y se acusa a la vecina Turquía de ayudar a los islamistas para frenar unas ansias kurdas de autodeterminación que también podrían afectarle.

\r\n

El petróleo, siempre de fondo: 

\r\n

El mundo tal cual lo conocemos se mueve por petróleo, ese bien decreciente, y muchas guerras también. Irak está entre los 10 máximos productores del mundo, y las reservas estimadas de su subsuelo le colocan en el ‘top 5’. Por eso, desde que a principios del siglo XXI empezó a sonar la intervención inminente de una coalición de liderada por EEUU para derrocar al tirano Saddam Husein, en todo el planeta empezó el tufo a ‘oro negro’ como auténtica razón. Por supuesto que EEUU lo negó siempre, y lo siguió haciendo cuando el ex presidente de la Reserva Federal, el que guardaba entonces la llave de la caja de caudales, lo contó en 2007, en sus memorias: “Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todo el mundo sabe: que la guerra de Irak fue básicamente por el petróleo”. Luego lo matizó, pero es lo que había escrito.

\r\n

El caso es que, una década después de la guerra iniciada en 2003, los datos indican que, como mínimo, a EEUU no le salió del todo bien la jugada. El Gobierno democrático iraquí surgido desde 2004, con una participación insólita en las urnas para un país tan violento, ha terminado siendo menos maleable a sus intereses, y la petrolera ExxonMobil era la única del país de las barras y estrellas que había logrado una concesión importante para explotar el otrora bien nacionalizado. El pastel se reparte, eso sí, con otras explotaciones extranjeras: tanto de países que intervinieron en la invasión, como Reino Unido y Holanda, como otros opuestos del tipo China, Rusia y Francia… Cuando hay riqueza de por medio, los remilgos desaparecen. Eso no significa que empresas estadounidenses no hayan logrado otros suculentos contratos para reflotar Irak, en infraestructuras, electricidad, etcétera.

\r\n

Y hasta que el recurso se agote, o hasta que salgan a la luz otros medios energéticos alternativos (más que inventados, según muchas opiniones), ahí estará el crudo, omnipresente. Sigue estándolo con la invasión del Estado Islámico, que controla ya varias plantas petrolíferas del norte iraquí. O en el dato de que los kurdos hayan empezado a vender el suyo por su cuenta, ya que Bagdad no manda mucho ahora mismo. De hecho, los kurdos controlan ya la ciudad petrolera de Kirkuk, al sur de sus fronteras tradicionales. De momento el precio general del barril no se ha resentido mucho, quizá porque las principales plantas están al sur, en territorio aún controlado por el Gobierno de un país para el que la explotación del hidrocarburo supone más del 90% del PIB. Ojo al dato.

\r\n

POR QUÉ

\r\n

Ninguna situación complicada es casual, nunca. La contienda de guerrillas sin fin que ha vivido Irak desde 2003 nace de la ambición ‘occidental’ (EEUU y Reino Unido, sobre todo) y su miopía habitual. Saddam Husein –ahorcado en 2006- no era un santo, sino un tirano, pero a esas alturas no resultaba ninguna novedad. No en vano, llegó al poder en 1979, tras lustros de un convulso siglo XX en el que los gobernantes se sucedieron en Irak a ritmo de golpe de estado. Sin embargo, en 2002, o extraoficialmente antes, lo pusieron en el punto de mira.

\r\n

La campaña de propaganda falseada que emprendió el Gobierno de EEUU, encabezado por George W. Bush y otros ‘Halcones’ de la Casa Blanca, fue antológica. Los argumentos para crear una coalición internacional que derribase a Husein se basaron en supuestas pruebas de armas de destrucción masiva, supuestos vínculos de Irak con Al Qaeda y supuesta intención de liberar al pueblo iraquí de su opresor. Nada se demostró; más pareció, siempre, que intereses económicos y geoestratégicos eran el verdadero combustible de tanto afán democratizador. 

\r\n

EEUU acababa de salir de los terribles atentados del 11 de septiembre de 2001, y la población de casa la tenía ganada si citaba cualquier posible amenaza de más terror. Algunos países le creyeron y secundaron, basándose en una equívoca resolución de la ONU que no avalaba directamente la intervención militar, pero así lo interpretó la coalición. Y después, la realidad. La guerra contra el Ejército de Saddam duró poco; el caos desde entonces no ha terminado. Y lo generó EEUU, decretando por ejemplo la desaparición, tal cual, del Ejército del dictador, en vez de integrarlo en un país teóricamente más libre. Eso ‘obligó’ a sus integrantes… a convertirse en insurgencia. 

\r\n

Otro fallo de cálculo era obviar la ley no escrita que dice que, cuando un déspota está tantos años en el poder, sirve de tapón de contención para fuerzas que, faltando el obstáculo, bufan en forma de géiser. En Irak nadie se podía pegar, porque se enfadaba el ‘padre’. Sin esa figura, por ejemplo, no tardo en estallar la violencia sectaria entre suníes y chiíes, las dos grandes ramas del Islam, aquí más repartidos en porcentaje que en otros países musulmanes. Husein pertenecía a la comunidad suní, que llenó el partido único Baaz con los de su propio credo. Con la democracia, en los nuevos Gobiernos han cambiado las tornas. Esto ha llevado a miles de muertos en años de ataques en ambos sentidos. Contienda que persiste, en cierto modo, en la guerra contra el Estado Islámico, suní radical.

\r\n

CUÁNDO (cronología de hitos)

\r\n

Su historia se corresponde inicialmente con la de la antigua Mesopotamia, de la que Babilonia es su más conocida ciudad-estado. A menudo hay que distinguir la Alta Mesopotamia, al norte (donde surgió la civilización asiria) y la Baja Mesopotamia, al sur (donde los summerios y babilonios). 

\r\n
    \r\n
  • ± 4000 a.C.: los pobladores de Baja Mesopotamia ya cultivaban la tierra aprovechando la fertilidad de los ríos Tigris y Éufrates, y construían ciudades de ladrillo.
  • \r\n
  • ± 3300 a.C.: aparece en la Baja Mesopotamia la civilización summeria, conjunto de ciudades-estado (Ur, Lagash, Uruk…) considerada la primera consistente de la historia de la humanidad. Inventores de la escritura, el templo era su epicentro vital de los summerios.
  • \r\n
  • 2334-2192 a.C.: esplendor del Imperio Acadio (de la ciudad de Akkad), que con Sargón I unifica por primera vez Mesopotamia y extiende sus dominios hasta las hoy Siria y Turquía.
  • \r\n
  • ± 2150 a.C.: época de esplendor artístico summer, cuando construyen sus características pirámides escalonadas llamadas ‘zigurat’.
  • \r\n
  • 1813-1780 a.C.: primer Imperio Asirio, en la Alta Mesopotamia; al final lo anexiona Babilonia.
  • \r\n
  • 1792-1750 a.C.: reinado de Hammurabi en la ciudad-estado de Babilonia. Recopila el famoso código jurídico-político-religioso que lleva su nombre, y conquista gran parte del Golfo Pérsico.
  • \r\n
  • ± 1500-612 a.C.: época de rivalidad entre Asiria y Babilonia, conquistas y reconquistas de la una a la otra y expansión fuera de Mesopotamia. El predominio general es de Asiria, pero la contienda de siglos termina con su conquista por parte del adversario.
  • \r\n
  • 612-538 a.C.: esplendor neobabilónico. En la época de gobierno de Nabucodonosor II (605-562 a.C.), Babilonia llega a lo que hoy es Siria, Egipto y Palestina.
  • \r\n
  • 538-331 a.C.: Persia (hoy Irán) conquista Babilonia con Ciro el Grande, y Mesopotamia es simple provincia persa.
  • \r\n
  • 331-141 a.C.: Alejandro Magno conquista Mesopotamia para los griegos, y a su muerte en 323 a.C., queda como parte del reino helenístico (de inspiración griega) de los seléucidas de Siria.
  • \r\n
  • 141 a.C.-226 d.C.: los partos, también de Irán, conquistan Mesopotamia. Aunque se disputan a menudo el territorio con Roma, ésta nunca llega a controlarlo largamente.
  • \r\n
  • 226-636: los persas sasánidas derrocan a los partos y heredan Mesopotamia, así como su lucha contra el Imperio Romano, primero, y Bizancio, después.
  • \r\n
  • 636-1258: invasión y dominio árabes. En 750 se proclama el Califato abasí, y  hasta 945 Bagdad es capital del mundo islámico. Después lo sigue siendo pero solo de forma nominal, ante un Imperio Musulmán cada vez más disgregado.
  • \r\n
  • 1258-1524: época convulsa que empieza con el saqueo de Bagdad por parte de los mongoles. En ella, Mesopotamia es dominada sucesivamente por estos pueblos del centro de Asia, los turcos del Turkestán o los persas safawíes.
  • \r\n
  • 1524-1914: dominio de los turcos otomanos, comenzado con Solimán el Magnífico. Hay pequeños lapsos de reconquista por parte de los persas y ataques de beduínos y kurdos. Desde 1798, la influencia británica es creciente y racionaliza recursos y comunicaciones, siempre con permiso de Estambul.
  • \r\n
  • 1914-1932: caído el Imperio Otomano,  Reino Unido domina de facto Mesopotamia, recibiendo el mandato de la Sociedad de Naciones (antecesora de la ONU), aunque coloque como rey a un emir de La Meca: Irak, monarquía hereditaria. En 1925, la Sociedad de Naciones reparte el Kurdistán, y parte es unido a Irak.
  • \r\n
  • 1932: independencia como monarquía constitucional.
  • \r\n
  • 1936-1945: golpes de estado y contragolpes, y en la Segunda Guerra Mundial reinvasión de Reino Unido, por el apoyo de Irak a la Alemania nazi.
  • \r\n
  • 1958: golpe de estado del general Abdul Karim Qasim, que mata al rey Faysal II y al primer ministro Nuri al-Said. 
  • \r\n
  • 1961-1970: guerra contra el estado kurdo independiente, y amplia inestabilidad, con varios golpes de estado que derrocan sucesivos gobiernos; el último (1968) da el poder al golpista general Ahmad Hasan al-Bakr.
  • \r\n
  • 1972: Irak nacionaliza su petróleo.
  • \r\n
  • 1979-2003: régimen de Saddam Husein, que llega al poder por renuncia de Al-Bakr. Dictadura de partido único, el Baaz.
  • \r\n
  • 1980-88: guerra Irán-Irak, iniciada porque Irak reivindica tierras que daban al mar (Irak tiene escasa costa) y que Reino Unido dio a Irán en la época imperial. Como mínimo hay medio millón de muertos, e Irak no logra nada salvo devastar su economía. En marzo de 1988, Husein se gana la condena internacional unánime al atacar con armas químicas la localidad kurdoiraquí de Halabja, tomada por Irán: unos 5.000 muertos, considerado el mayor ataque químico de siempre contra civiles.
  • \r\n
  • 1990: Irak invade el pequeño emirato de Kuwait, tras acusarle de haberle robado petróleo, y de nuevo buscando más salida al mar y cambios en el precio del crudo. 
  • \r\n
  • 1991: Primera Guerra del Golfo: tras expirar el plazo dado a Irak para que abandone, una coalición internacional dirigida por EEUU libera Kuwait; nueva devastación del Ejército iraquí. La ONU, después, impone un duro embargo contra Irak (que por ejemplo no puede vender petróleo a terceros), lo que produce grave situación económica en la dictadura.
  • \r\n
  • 1998: ‘Operación Zorro del Desierto’, cuatro días de bombardeos contra objetivos de defensa de Irak.
  • \r\n
  • 2000: puesta en marcha del programa ‘Petróleo por Alimentos’, que suaviza el bloqueo para ayudar a la maltrecha población civil con ese canje.
  • \r\n
  • 2002: En plena guerra contra el llamado ‘Eje del Mal’ tras los atentados del 11-S, EEUU acusa a Irak de poseer armas de destrucción masiva escondidas y tener vínculos con los yihadistas de Al Qaeda. Irak lo niega, incluso hay informes de terceros que le dan la razón, pero EEUU presenta supuestas pruebas (alteradas o infladas).
  • \r\n
  • 2003: una coalición liderada por EEUU invade Irak y derrocar al tirano, aunque no aparezcan ni las supuestas armas de destrucción masiva ni haya rastro de vínculos con Al Qaeda; para muchos analistas, era para controlar su petróleo. En todo el mundo hay grandes manifestaciones contra esta guerra, que no la evitan. Finalmente Saddam Husein es capturado.
  • \r\n
  • 2003-2011: período de invasión de las tropas de EEUU y sus aliados. Sigue la guerra contra los insurgentes, y también contra Al Qaeda, que encuentra vía libre para instalarse. Constantes atentados yihadistas contra los soldados estadounidenses o entre suníes y chiíes, que bajo el yugo del régimen no podían atacarse. Finalmente EEUU se lleva las tropas, dejando tras de sí un caos mucho mayor que el que pretendía controlar.
  • \r\n
  • 2004: EEUU, en un acto secreto, entrega el poder a autoridades iraquíes. 
  • \r\n
  • 2005: primeras elecciones ‘libres’ tras Husein; gana una coalición chií, con Ibrahim al-Jaafari como primer ministro.
  • \r\n
  • 2006: condenado por crímenes contra la población, Saddam Husein es ahorcado.
  • \r\n
  • 2013: el Estado Islámico proclama su Califato en Irak y Siria.
  • \r\n
  • 2014: EEUU comienza ataques aéreos en Irak contra el Estado Islámico.
  • \r\n
\r\n

------------------------------------------------------------------

\r\n

Foto: http://pixabay.com/en/man-iraq-men-portrait-weathered-80105/

\r\n

Escrito por César Ferrero Neira

Comentarios

Artículos relacionados

Sonrisas sin pausa, infancia que no cesa

Ya hace una semana que Boris y Xavi, dos payasos sin fronteras, aterrizaron en Erbil y se pusieron la nariz (Boris) y el bigote (Xavi) y comenzaron a compartir sonrisas con infancia refugiada y desplazada que, junto a sus familias, han buscado refugio en este territorio autónomo dentro de Irak provenientes de Siria y de otras regiones del mismo Irak como Nínive y Mosul, entre muchas otras.

Huir de Irak a Siria: "Aquí no hay nadie seguro”

Cerca de 12.000 personas yazidíes huyen de la ciudad iraquí de Singal tomada por el Estado Islámico.\r\nYa van 74 ocasiones en las que nuestra gente ha sido masacrada, lamenta Nourien tras la frontera siria.\r\nLlegan traumatizados, exhaustos, y de momento sólo podemos prestar asistencia primaria, dice una cooperante.

Bahmani, víctima de guerra

Era un combate durísimo. Estaba detrás de un soldado americano y cuando se arrodilló para apuntar, hice lo mismo para tomar un plano. Entonces cayó la bomba y perdí el conocimiento. Me desperté en el hospital y ya no tenía visión en el ojo izquierdo. Aunque con el derecho veía muy borroso decidí coger la cámara e intenté seguir trabajando. Imposible. 21 días después tuve que regresar a Teherán y ya no veía casi nada.